Sillines

Sillines 

Hay 35 productos.
Mostrando 1 - 35 de 35 items
Mostrando 1 - 35 de 35 items

Sillines: cómo escoger el ideal

¿Tu bici tiene un sillín incómodo? La comodidad es una preocupación muy frecuente, especialmente entre ciclistas novatos, y una de las opciones es comprar un sillín nuevo que se adapte mejor a ti. Este artículo te dará algunos consejos básicos para hacer una compra inteligente cuando escojas tu nuevo sillín.

 Recuerda que puedes consultar nuestra selección de sillines para bicicletas de paseo.

Consejos para aumentar la comodidad de tu sillín

Antes de comprarte un sillín nuevo, considera las siguientes opciones:

Puede que tengas el sillín demasiado alto. Puede provocar que cambies el peso de un lado a otro, un movimiento que a veces causa irritación en la zona perineal.

Puede que tengas que ajustar el ángulo del sillín. Los sillines se pueden ajustar en la abrazadera que llevan debajo: afloja el tornillo y el sillín se moverá hacia adelante o hacia atrás. Incluso el más ligero cambio en la inclinación puede aliviar la presión. Si llevas el sillín plano y te resulta incómodo, prueba a inclinarlo un poco hacia delante.

Puede que tu forma de montar necesite también algún ajuste. Muchos baches, jornadas muy largas… todo esto puede causar compresión en el perineo. Para aliviar este problema:

  • Ponte de pie sobre los pedales cada diez minutos, más o menos.
  • Levántate ligeramente cuando te encuentres baches, para que sean tus piernas las que absorban el impacto.
  • Cámbiate a una bicicleta de doble suspensión (la mejor para el ciclismo de montaña o mountain biking) o a una tija con suspensión.
  • Considera el cambio a una bicicleta reclinada.

Por último, la diabetes, el sobrepeso, la hipertensión o fumar pueden contribuir al entumecimiento perineal. Si te has puesto a montar en bici para superar alguno de esos problemas… ¡enhorabuena!

¿Cuál es tu estilo al montar?

Si has decidido que necesitas coomprar un sillín nuevo, puedes acotar las opciones según tu estilo:

  • Recreativo: prueba a usar un sillín de gel o alcolchado si montas en bici durante periodos cortos de tiempo y usas una bicicleta urbana o una bicicleta de paseo. Anchos, con relleno de gel y una nariz corta, te proporcionarán la comodidad que necesitas.
  • Carretera: ¿lo tuyo son las carreras o haces un montón de kilómetros? Opta por un sillín de carretera específico que sea largo, estrecho y con acolchado mínimo. En tu posición, cuanto menos material externo haya entre tus muslos, más potencia y menos rozaduras. ¿Eres nuevo en la carretera? Entonces elige uno un poco más blando que te ayude a estar cómodo mientras tu cuerpo se ajusta a las horas de rodaje.
  • Montaña: en los caminos de montaña, estarás o bien de pie sobre los pedales (abandonando incluso el sillín), o bien agachado. Dado lo variado de las posiciones, lo mejor será un sillín para bicicletas de montaña con refuerzo, una funda duradera y una forma aerodinámica que ayude a tus movimientos.
  • Larga distancia: las largas jornadas en bici piden un sillín específico, o un sillín de cuero; algo intermedio entre un sillín de montaña y uno de carretera. Busca un sillín con buen acolchado y una nariz larga y estrecha.
  • Femenino: con unas caderas generalmente más anchas y un cuerpo más pequeño, las mujeres normalmente se pueden encontrar más cómodas si usan sillines de bicicleta para mujer, diseñados específicamente para estas diferencias anatómicas.