Calcetines

Calcetines 

Hay 29 productos.
Mostrando 1 - 29 de 29 items
Mostrando 1 - 29 de 29 items

Calcetines para ciclismo… ¿qué tienen de especial?

Ya seas un ciclista experimentado u ocasional, la comodidad de tus pies es fundamental, y ninguna equipación para ciclismo debe descuidarlos. Los pies se enfrían enseguida durante las jornadas de invierno y sudan con facilidad cuando hace calor. Por eso hay calcetines para ciclismo diseñados especialmente para cada estación, que varían en su nivel de transpirabilidad y aislamiento. Pero hay todavía más criterios que deberías tener en cuenta a la hora de escoger calcetines de ciclismo para asegurarte de que cumplen con todas tus necesidades.

Algunos calcetines pueden ser más apropiados que otros, dependiendo de la época del año y del tipo de ciclismo que practiques. Si solo montas de forma ocasional o con un clima templado, unos calcetines cortos de tejido suave con buena sujeción son más que suficientes.

Durante el resto del año, o si montas de forma más regular, escoge calcetines específicos para cada época.

Si sueles montar con altas temperaturas, tus calcetines deberían estar hechos con fibras que contribuyan a la transpiración para secar el sudor. Así, no tendrás que pedalear durante largos periodos de tiempo con los pies húmedos, lo que podría causar problemas de piel, tales como el pie de atleta. Cuanto más cálido sea el clima, más importante es que lleves calcetines transpirables.

Para montar en invierno, tus calcetines térmicos deberían proporcionarte un buen aislamiento para prevenir posibles sabañones y mejorar la comodidad durante el pedaleo, ya que el frío tiende a dificultar el movimiento. Además, es más que recomendable llevar calcetines altos cuando el viento sea especialmente fuerte.

Características especiales de los calcetines para ciclismo

  1.     Transpirabilidad

Los calcetines transpirables secan el sudor para mantener los pies secos. El nivel de transpirabilidad varía dependiendo de las fibras empleadas.

  1.     Aislamiento térmico

Los calcetines térmicos mantienen los pies calentitos y los protege del frío. Este aislamiento, esencial durante el invierno, se logra con fibras como la lana, la felpa o el rizo, que tiene la ventaja a mayores de absorber el sudor.

  1.    Sujeción

Los calcetines emplean fibras elásticas para dar una mayor sujeción, que puede mejorarse todavía más en el caso de los calcetines de compresión. Una banda elástica ancha alrededor del tobillo o de la pantorrilla también proporciona una comodidad extra y aumenta la sujeción del calcetín sin apretar demasiado.

Pequeños detalles que marcan la diferencia en unos calcetines

En el ciclismo, el talón y la zona del metatarso del pie están bajo presión constante. El talón está expuesto a la fricción con el calcetín, mientras que el metatarso con la peor parte cada vez que pedaleas. Los calcetines reforzados en los dedos y en los talones reducen el riesgo de irritación, de ampollas y de callos, incluso si te pasas el día sobre la bici.

Los tejidos de secado rápido pueden ser muy ventajosos cuando montas con temperaturas muy altas o cuando tienes que lavar los calcetines de un día para otro para montar al día siguiente.

Los calcetines de compresión pueden contribuir a la recuperación muscular. Al ejercer presión uniforme en tus músculos, ayudan a eliminar toxinas para una buena recuperación después de una jornada intensa