Información

Promociones especiales

Mantenimiento

Mantenimiento 

Hay 11 productos.
Mostrando 1 - 11 de 11 items
Mostrando 1 - 11 de 11 items

Mantenimieto de la bicicleta

Productos para el mantenimiento y la limpieza

En esta sección os mostramos un listado de productos para la limpieza y el mantenimiento de la bicicleta, sea esta urbana o de cualquier otra categoría deportiva.

Una de las cosa que tenemos que tener presente, y que muchos  pasan por el alto, es que un correcto y buen mantenimiento de nuestra bicicleta puede ahorrarnos mucho dinero y es que los productos de limpieza, engrase y desengrase son mucho más baratos a larga que los diferentes componentes de nuestra bicicleta, véase cassete, cadena o platos.

De entre todas las funciones de mantenimiento, quizás la que peor se suele hacer el desengrasado del grupo que llevamos, de nuestro cassete y cadena. La cual solemos engrasar con lubricantes húmedo o de seco, sin previamente  haberla desengrasado.

Si hacemos esto, engrasar antes desengrasar de forma continua, lo que vamos a conseguir es acumular sobre nuestra transmisión una combinación de suciedad (pelusa, polvo, barro….) mas grasa que a la larga dificulta el rodaje de la bicicleta.

Desengrasar es un aspecto clave en el mantenimiento y para hacerlo bien recomendamos que además del desengrasante que utilicemos y que este sea respetuoso con el medioambiente (lamentablemente a día de hoy aún muchos son derivados del petróleo), lo acompañemos este proceso de limpieza de cadena, platos y cassete con algún cepillo o cerda de limpieza al estilo de Purple Harry.

A la hora de aceitar la cadena la mejor forma de hacerlo es echar el aceite, el lubricante, sobre el casette mientras lo hacemos rodar. No es conveniente echar demasiado lubricante sobre la cadena puesto que de lo contrario lo único que vamos a conseguir es facilitar la acumulación de suciedad sobre nuestra transmisión.

En cuanto a lubricantes, existen múltiples marcas y variedades pero a grandes rasgos tenemos que diferenciar dos tipos:

  • Lubricante húmedo: este está pensado para épocas de lluvia, charcos y barros. Es un aceite muy denso y hace que nuestra transmisión siga funcionando perfectamente independientemente del lodo que le pueda saltar
  • Lubricante seco: este lubricante es mucho más diluido, tiene menor poder de lubricación que el anterior pero, a su favor tiene la ventaja que en condiciones de sequedad y polvo no atrae ni mantiene el polvo y partículas finas en nuestra cadena. En su contra, tiene que suele ser un lubricante que nos dura menos

Y si engrasar nuestra transmisión es importante, no menos los es la limpieza de nuestra bici. Aquí y aunque muchos lo hacen utilizando máquinas de lavado a presión hemos de decir que no es lo más aconsejable y que en caso de hacerlo, hay que tener cuidado de no apuntar con el chorro de forma directa y cercana a la bici y sus componentes. Nuestro consejo para la limpieza de la bici es un proceso más manual que requiere:

  • Manguera o cubo
  • Limpiador, si es específico de bicis y biodegradable mejor
  • esponja
  • cepillo  grande y cepillo específico para bici
  • trapo
  • desengrasante
  • aceite específico para bicicleta

 

Procura hacer la limpieza del cuadro acompañado de una esponja duradera, la de Purple Harry es de las mejores opciones que hay en el mercado y de un buen limpiador. Ten mucho cuidado con las partes más delicadas como frenos, pastillas y desviadores.

Por último, pero no menos importante es el secado de la bici. La humedad es uno de las principales causas de oxidación de la bicicleta y sus componentes. Por ello un importante secado después de cada lavado así como mantenerla en un lugar seco o en su defecto con algún tipo de funda resulta fundamental para un correcto mantenimiento.  A mayores, resulta especialmente aconsejable utilizar algún abrillantador de cuadro que suelen actuar como protectores frente a humedades.