Cestas

Cestas 

Hay 7 productos.
Mostrando 1 - 7 de 7 items
Mostrando 1 - 7 de 7 items

Cestas para bicicletas

El mejor complemento para tu bicicleta de paseo

Las cestas, sean de mimbre, metálicas o una combinación de ambas, son uno de los accesorios más prácticos y estéticos que puedes poner a tu bicicleta, especialmente si se trata de una bicicleta de paseo con una estética clásica.

cestas de mimbre para bicicletas de paseo

A la hora de comprar una cesta para tu bici, te encontrarás con varias opciones. Nuestro consejo es que, además de fijarse en el precio prestéis especial atención a la compatibilidad con tu bici y muy concretamente a la compatibilidad con el uso que quieres darle a esa cesta. Me explico, uno de los grandes problemas a la hora de escoger la cesta para la bici es el sistema de anclaje que éstas tienen, y es que en el caso de las cestas de mimbre que se venden sin soporte metálico que las arrope, presentan en muchas ocasiones un pobre sistema de anclaje a la bici, cierto es que las hacen compatibles con una gran cantidad de manillares pero eso hace que la sujeción “cesta -  bici” no sea óptima y por tanto no es nada aconsejable si queremos llevar en nuestra cesta elementos de valor como puede ser un ordenador o incluso a nuestra mascota.

En este sentido, si lo que buscamos es comprar una cesta para la bicicleta en la que llevar al perro o cualquier otra mascota, debemos pensar muy bien en la seguridad de nuestro perro. Aquí lo ideal sería comprar una cesta que además de contar con una sujeción al manillar, tenga otra al eje de las rueda, de esta manera nuestra mascota se sentirá mucho más segura puesto que la cesta “bailará” menos en los curvas y baches que nos podamos encontrar a lo largo de nuestra ruta ciclista. A mayores, pensemos que que los perros pueden asustarse y que las velocidades que podemos alcanzar en bici, aunque sea un bici de paseo, pueden ser considerables y superar los 25km/ hora lo que en caso de salto o caída del perro podría tener graves consecuencias, por eso el perro en ningún caso debería ir atado con un correo al cuello que lo sujete a la bici pero sí es aconsejable que vaya dentro de la cesta y esta “cerrada” con algún tipo de pulpo o cuerda elástica.

cesta bicicleta perro

Cestas traseras vs Cestas delanteras

A la hora de hablar de cestas para bicicletas de paseo no podemos olvidarnos mencionar que existen dos grandes tipologías en función de su posición, las cestas delanteras y las cestas traseras. Por cesta delantera nos referimos a todo tipo de cesta que se ubica en la parte frontal de la bici y que se sujeta comúnmente al manillar o potencia. Sin embargo, en el caso de las cestas traseras estas se sitúan en la parte posterior de la bici y su sujeción suele ser bien a la tija del sillín o bien al portabultos o una combinación de ambas.

El elegir para nuestra bici, una cesta trasera o delantera dependerá en gran medida de tipo de bici que tengamos, de para que vayamos a utilizar la cesta y de las opciones de anclaje que tengamos

Así, por ejemplo, las cestas delanteras son más cómodas en la medida en que proporcionan al ciclista un acceso más fácil y cómodo a la carga que transporta. También es cierto, que estas cestas delanteras suelen estar diseñadas para llevar una carga con poco volumen y peso, de hecho, si pensáis llevar mucho peso en la cesta el consejo es que optéis por una cesta trasera para la bici pues de lo contrario, en la cesta delantera os puede ser muy difícil el control de la misma.

Por el contrario, las cestas traseras tienden a estar diseñadas para soportar pesos mayores y más voluminosos, lo más frecuente es que estas cestas cuenten con un sistema de fijación permanente, usualmente tornillos, al portabultos. La conducción con este tipo de cestas es mucho más cómodo, por el contrario no son fáciles de desmontar y perdemos visibilidad de la carga que transportamos, de ahí que sea muy importante contar con buena sujeción de la misma.

 

 Materiales de las cestas

Las cestas para las bicicletas de paseo pueden estar fabricadas utilizando diferentes tipo de materiales, el que nos decantemos por un tipo de material u otro dependerá en gran medida del uso que queramos darle a nuestra cesta

  • Cestas metálicas

Las estas de metal en las bicis pueden estar fabricadas con acero tubular, malla de alambre, o de chapado de metal sólido. Sea como fuera, estas cestas metálicas son extremadamente fuertes y resisten muy bien cualquier tipo de  condición climáticas. Ahora bien, el gran inconveniente que suelen tener las cestas metálicas es que normalmente son un entrelazado de tubos que las hace muy poco prácticas para transportar elementos muy pequeños

  • Cestas de mimbre

Hoy en día, las cestas de mimbre para bicicletas siguen siendo una opción muy popular. Y es que las cestas de mimbre ofrecen resistencia y durabilidad a la hora de transportar objetos pesados, tales como alimentos o libros. Además, cada vez es más común ver cestas de mimbre con un acabado en laca transparente que protege el mimbre de las inclemencias del tiempo. En el mercado podemos ver una gran variedad de cestas de mimbre,  a menudo estas cestas vienen con correas de cuero que se utilizar para agarrar la cesta en el manillar, otras con tapas de mimbre o asas lo que les da un plus de comodidad.

En cualquier caso, además del mimbre a día de hoy las cestas de bicicletas también están disponibles en una amplia gama de materiales naturales como el bambú y hierbas marinas. Estos materiales naturales se pueden teñir de múltiples colores y diseños, para hacer un sinfín de opciones para todos los gustos.

  • Cestas de plástico

Por último, tenemos la opción de cestas de plástico para nuestras bicis. Lo normal, es que las cestas de plástico sean las más baratas, ya que generalmente son menos duraderas que los de metal, las de mimbre o las cestas de madera y su estética no es la que más luce en una bici de paseo clásica.