LUCES

LUCES 

Hay 17 productos.
Mostrando 1 - 17 de 17 items
Mostrando 1 - 17 de 17 items

Luces para bicicletas

luces para bicicletas

Las luces para bicicletas son mucho más que un accesorio: son un componente esencial para tu seguridad y la de los demás, ya que te permitirán tanto ver como ser visto, y así evitar accidentes. Antes de comprar focos para bicicleta, deberías tener en cuenta las diferentes posibilidades que hoy en día nos ofrece el mercado: desde la más avanzada tecnología hasta los clásicos más atemporales, para los amantes de las bicicletas vintage.

Vamos a ver algunas de esas opciones:

Modo de funcionamiento:

  • Dinamos: una dinamo es un generador eléctrico que produce electricidad a partir del movimiento: en nuestro caso, a partir de tu pedaleo.  La ventaja principal de usar luces de dinamo para bicicletas es la autonomía que te proporciona: seguro que no te quedarás sin batería a medio camino, y no tendrás que cargar con pilas de repuesto.
  • Pilas: se encuentran ya en desuso. Tienen la ventaja de suponer un menor coste que las dinamos, pero a cambio deberemos llevar pilas de repuesto siempre con nosotros.
  • Batería recargable: son las sustitutas de las luces a pilas. Las luces con batería recargable pueden enchufarse mediante un puerto USB al ordenador para cargarse y nos permitirán usar las mejores luces de aspecto vintage y clásico sin descuidar la potencia y la durabilidad.

Lugar de montaje:

luz delantera bici

  • Luces delanteras: se colocan en el manillar, aunque no es mala idea incluirlas también en tu casco si circulas de noche por carreteras o caminos poco iluminados.
  • Luz trasera de seguridad: estas luces sirven para que tú seas visto por el resto. Pueden montarse en el sillín, en el portaequipajes de la bici…
  • Luces laterales de seguridad: estas también sirven para que los demás te vean, pero desde una perspectiva lateral. Pueden estar en los radios o en el cuadro.

Potencia de las luces:

Está claro que no necesitarás el mismo tipo de luces si acostumbras a salir por la noche con tu bici por caminos de tierra, que si vuelves del trabajo en tu bicicleta de paseo por el centro de la ciudad o si lo tuyo es el ciclismo de carretera. Hay un tipo de luz y de potencia adecuado para cada tipo.

¿Qué es un lumen?

Cuando decidas comprar luces para bicicleta, verás que la intensidad de todas ellas se expresa en lúmenes. Las luces traseras actuales suelen encontrarse entre los 5 y los 100 lúmenes, mientras que las luces delanteras de bici pueden ir desde los 10 lúmenes hasta cientos o miles de lúmenes en el caso de las luces para bicicletas de carretera de más alta gama.

  • Bicicletas urbanas o bicicletas de paseo: si usas tu bici para salir a pasear por la ciudad, o para ir y venir del trabajo por carreteras muy transitadas e iluminadas, deberías preocuparte fundamentalmente de ser visible para los demás usuarios de la vía con unas buenas luces traseras y laterales.
  • Si tu vuelta a casa transita también por caminos o carreteras sin iluminar, podrías considerar invertir en una luz delantera de cierta potencia (a partir de 200 lúmenes).
  • Bicicletas de carretera: para aquellos que dediquen su tiempo al ciclismo de carretera existen luces especialmente diseñadas para la carretera, con mayor potencia y un haz de luz que, al apuntar hacia abajo, permite ver sin deslumbrar al resto de personas. De todos modos, si te decides por este tipo de luces, deberías incorporar también luces laterales para ser bien visible desde los lados o llevar una luz extra de seguridad (que también puede sacarte de un apuro en caso de quedarte sin batería).
  • Bicicletas MTB: si lo que te gusta son los caminos poco transitados o no asfaltados y hacerlo de forma nocturna, necesitarás una buena luz frontal para evitar problemas con ramas y agujeros. Lo ideal sería fijar una luz al manillar de al menos 1000 lúmenes, con un haz de luz amplio que ilumine todo tu camino.

Otros consejos

Cuando usamos luces de batería o de pilas, es recomendable que la autonomía de estas sea algo mayor que la duración de nuestra jornada sobre ruedas o, en todo caso, llevar una batería extra, ya que en caso de tener que realizar una parada o desvío, o tener un problema mecánico, no tendremos un problema mayor.

Y si los tipos de luces que hemos mencionado no son suficientes o no te convencen, puedes probar nuestro proyector luminoso central, que se une al cuerpo del ciclista y le proporciona aún más seguridad, o la elegante tija con luces incorporadas LightSKIN.