Bicicletas sin pedales

Bicicletas sin pedales 

Hay 13 productos.
Mostrando 1 - 13 de 13 items
Mostrando 1 - 13 de 13 items

Bicis sin pedales

bicicletas sin pedales

Cuanto antes se inculque a los niños una forma de vida más sostenible y unos hábitos saludables antes aprenderán a respetar el medio ambiente y cuidarse. Por eso es conveniente familiarizarlos desde pequeños con el uso de la bicicleta. Sin embargo, no es fácil aprender a andar en bicicleta. Las bicis para niños sin pedales están diseñadas especialmente para ayudar a que los niños adquieran el sentido del equilibrio en una bicicleta.

 

Las bicis sin pedales están recomendadas para niños más mayores de entre 4-5 años ya que son más grandes y robustas que las bicis de equilibrio. Las bicicletas infantiles sin pedales tienen muchas ventajas y desbancan a los triciclos para niños y a las bicicletas con ruedines, es decir, al aprendizaje clásico. El uso de estas bicis es reconfortante para los niños, ya que pueden controlar su equilibrio y velocidad con los pies. Esto les permitirá progresar rápidamente, y dentro de unos pocos meses verás a los niños empujando y levantando sus pies cada vez más a menudo y por períodos más largos de tiempo.

 

¿Como pasar de una bici de equilibrio sin pedales a una bicicleta con pedales? A partir de los dos años, un niño puede montar por primera vez en una bici de equilibrio. Después, tiene que aprender a frenar con los pies. Algunos modelos incluyen un freno para que el niño aprenda el sistema de frenado: al principio no tienen suficiente fuerza ni coordinación como para apretar una maneta, pero a partir de los 3 años, quizá empiece a usar el freno de mano como un adulto. Con 4 años ya sabría rodar, manejar su peso, tener equilibrio y frenar. El siguiente paso sería pasar a la bici con pedales. No necesitará ruedines ya que ya habría entrenado y fortalecido sus piernas lo suficiente para pedalear.

 

A la hora de comprar una bici sin pedales infantil habrá que elegir la que más se adapte a las necesidades de la familia. En cuanto a precios hay mucha variedad como pasa con las bicicletas de adultos. Todo depende del presupuesto pero por un precio intermedio se puede comprar una bici sin pedales para niños con una montura muy ligera, resistente y con una estética espectacular. A la hora de invertir en una bici de estas características hay que tener en cuenta que debe de ser de buena calidad ya que será usada a diario, sin mucho cuidado y posiblemente sea heredada por hermanos o primos, por lo que una bici para niños barata al final puede salir muy cara.